TERAPIAS NATURALES Y ENERGÉTICAS

... Las medicinas y la comida ejercen una acción química crucial en la sangre y los tejidos. Ya que tomamos comida, ¿por qué negar que las medicinas y otras ayudas materiales tienen un efecto en el cuerpo? Siempre que lo predominante en el hombre sea la conciencia material, son útiles. Sin embargo, tienen sus limitaciones, porque se aplican exteriormente. Los mejores métodos son aquellos que ayudan a la Energía Vital para que reanude sus actividades curativas internas. (Paramahansa Yogananda)

  "La salud es la firmeza en el cuerpo,

la estabilidad en la mente y la claridad en el pensamiento.

Si un espejo está limpio, éste refleja claramente los objetos.
La salud es el espejo del hombre."
(B.K.S. Iyengar)

"Una vida feliz consiste en tener tranquilidad de espíritu."  (Cicerón)

Hoy más que nunca es necesario tomar conciencia de lo importante que es vivir desde la calma. Pero para poder hacernos conscientes hemos de pararnos y reflexionar sobre qué pensamientos, sentimientos y emociones experimentamos y por qué actuamos como lo hacemos, porque de ello depende que esté o no presente en nosotros la salud.

 

En estos tiempos que vivimos todo sucede muy deprisa y cualquier acto, incluso involuntario, como es respirar, en muchas personas saturadas de estrés, se ve sometido al ritmo acelerado y superficial de la velocidad que impregna todo. Las personas hemos ido olvidando, bajo la inercia inconsciente de la prisa, que somos sistemas complejos formados por materia y energía conformada en la estructura de un cuerpo, una mente y un alma o espiritu.

 

Nuestro cuerpo nos habla y nos envía señales de lo que ocurre en su interior, tanto a nivel mental como físico, pero nosotros no sabemos escucharlo. Hemos perdido la capacidad de escucha, que naturalmente está intrínsecamente unida a la quietud, y lo único que hacemos, en muchísimas ocasiones, es ignorar una y otra vez sus llamadas, como si él no nos perteneciera.

 

Inmersos en el agobio de las ocupaciones, quehaceres y obligaciones múltiples e importantísimas, que no pueden esperar y que nos absorben por completo, agotamos las reservas de nuestra energía y vivimos ajenos a la vida que fluye en nuestro interior, que es donde reside la fuente de la vida, el verdadero manantial de la salud. Es por eso por lo que al no dedicar ni un minuto de nuestra atención a ver qué está pasando en nuestro cuerpo, más allá de quejarnos, el pobre cuerpo nos grita a través de la manifestación de un dolor, un accidente, un malestar psíquico (estrés, ansiedad, depresión, etc.) o una enfermedad más profunda (cáncer, enfermedades autoinmunes, parkinson, etc.) para que paremos y nos dediquemos un tiempo a nosotros mismos.

 

Sólo es posible la curación si hay amor y sosiego interno para observar nuestra mente.

 

Todo está conectado en nuestro cuerpo y no existe ninguna duda que cualquier cambio que suframos físicamente nos afectará mentalmente, al igual que los procesos mentales influyen en nuestro estado físico.

Toda alteración en nuestro estado psico-emocional se refleja en nuestro aspecto y nuestra salud. Por ejemplo, sufrir un período largo de estrés acaba por pasarnos factura y eso es algo que no solo nos afecta al carácter y la forma de ver la vida, sino que también se manifiesta en forma de síntomas físicos como taquicardia, cefalea, problemas circulatorios, dolores musculares, insomnio, etc.

Aunque no seas consciente y no te des cuenta, o aunque te sientas bien, siempre tendrás algo que curar o mejorar en lo profundo del alma.

 

La gran enfermedad silenciosa de nuestro tiempo se llama inconsciencia.

 

El enfoque dentro de las terapias naturales que yo trabajo, es el de la Unidad inseparable que somos: Cuerpo, Mente y Espíritu. De manera que todas las prácticas y técnicas están creadas esencialmente para lograr un beneficio integral, donde se produce un bienestar general, sentimos que está presente la armonía en nosotros y podemos disfrutar de la vida de manera más consciente y plena.

 

Llamamos  terapias naturales, tratamientos alternativos  o complementarios  a todas aquellas prácticas que no se incluyen dentro de la medicina (alopática) estándar o convencional.

 

A mí personalmente  me gusta definir las terapias naturales como herramientas de autoconocimiento que despiertan la sabiduría innata de curación que mora en el interior de cada ser humano.

 

"Todo lo que pienso, siento y como, va tejiendo mi salud y siempre puedo aprender a tejer."

 

"La Salud es Belleza del Alma"

"El amor es lo más importante de la vida y, este único e inigualable ingrediente, es imprescindible para que se produzca la sanación profunda del cuerpo, la mente y el espíritu."

 

"Ámate y ama todo lo que hagas, el amor te mantendrá siempre saludable y serás feliz."

 

"El corazón como el sol está siempre sonriendo,

siempre en el presente, en todas partes.

Tú puedes intentarlo, pero no podrás detener que aumente...

Así que deja a tu amor que vaya por el aire."

¡¡¡Vamos!!!

RENUKA YOGA en redes sociales