Terapia Cráneo-Sacral:                            Técnica "Punto de Quietud"

 

Este autotratamiento se realiza con un aparato llamado inductor de punto de quietud y tiene enormes beneficios.



(Este aparato se puede sustituir por un par de pelotas de tenis que se introducen en un calcetín y se anuda en los extremos para que no se muevan.)

 

Para ponerlo en práctica nos tumbamos cómodamente de espaldas sobre una superficie ni muy blanda, ni muy dura. Nos colocamos el inductor debajo de la cabeza de modo que la parte central del occipital contacte transversalmente con el mismo y dejamos que el peso de la cabeza descanse sobre él

Luego simplemente nos relajamos entre 10 ó 15 minutos (podemos escuchar música relajante o permanecer en silencio observando nuestra respiración)

 

Beneficios

 

El autotratamiento  del «punto de quietud» nos permite conseguir: 

Relajación general (el tejido conectivo del cuerpo se relaja).

Reducir el estrés.

Activar el sistema inmunológico. 

Mejorar los procesos inflamatorios (artritis, edemas, etc.).

Aliviar los dolores de cabeza (migrañas, jaquecas) y las nausas matinales en los primeros meses del embarazo.

Equilibrio del sistema nervioso autónomo.

Aumento de la vitalidad. 

Estimular los mecanismos de autocuración del cuerpo (homeostasis).

 

Contraindicaciones

 

No se conocen efectos secundarios, pero sí está contraindicado en:

Traumas craneales graves donde no es conveniente comprimir el cráneo, ni provocar cambios de presión dentro del cerebro, como fractura de cráneo reciente, hemorragia en el cerebro, aneurisma intercraneal, apoplejía o tumor cerebral grande.

RENUKA YOGA en redes sociales