Terapia Floral - Flores de Bach

"Las Flores son la expresión de belleza sublime que emana de la Iluminación del Reino Vegetal."

Star of Bethlehem

El Dr. Edward Bach (1886-1936), inmunólogo y homeópata galés fue la persona que descubrió y dio forma terapéutica a las Esencias Florales conocidas como "Las Flores de Bach" 

 

Las Esencias Florales están clasificadas por la Organización Mundial de la Salud desde 1976 como método natural de salud inocuo y preventivo.

 

¿Cómo funcionan las Esencias Florales?

 

¿Alguna vez os habéis sentido impacientes, tensos o deprimidos? ¿Habéis observado a personas paralizadas por el miedo, o os habéis encontrado vosotros mismos en una situación de pánico?  ¿Habéis sentido angustia y preocupación excesivas por seres queridos próximos (padres, hijos, pareja)? ¿Habéis sentido  agotamiento debido al peso del estrés que no podéis levantaros de la cama? ¿Tenéis problemas con la comida, nunca veis el momento de comer o devoráis a todas horas? ¿Sentís resentimiento, envidia, celos, odio? ¿Habéis escuchado a alguien remontarse continuamente a tiempos pasados donde las cosas eran mejores? ¿Os cuesta conciliar el sueño, o tal vez os despertáis en medio de la noche y ya no podéis volver a dormiros?  ¿Habéis visto a niños llorando debido a pesadillas nocturnas, o vosotros mismos soléis tener pesadillas? ¿Conocéis a alguien que tenga una obsesión o fobia?

 

Los miedos, los traumas, la soledad, la falta de amor, la frustración, la desesperación, la ira y el resentimiento son emociones que han estado con nosotros desde tiempos inmemorables y ahora en esta época a pesar de los notables avances tecnológicos, seguimos sin poder hacerles frente en el día a día. Estas emociones puntualmente no son malas, pues nos ayudan en nuestro aprendizaje y superación personal. ¿Pero qué sucede cuando sufrimos estas emociones todos los días durante muchas semanas, meses o incluso años? ¿Cuál es el efecto que tienen en nuestra mente y en nuestro cuerpo?



Al Dr. Edward Bach, como médico que no estaba convencido de la medicina que practicaba, éstas cuestiones le llenaban de preocupación. Él sentía un enorme deseo de ayudar a las personas por lo que se dedicó a la búsqueda de algún método menos agresivo, más sutil, benigno y suave. Fue entonces que entró en contacto con la Homeopatía, en la cual también se destacó como médico e investigador, recibiendo el reconocimiento de sus colegas.

 

El Dr. Bach se dio cuenta de que algunos pacientes que tenían la misma enfermedad tenían algunas otras características similares, como su postura, su forma de hablar, sus gestos y sus expresiones. Empezó entonces a analizar a sus pacientes no solo por sus enfermedades y síntomas, sino por sus personalidades con el convencimiento de que el tratamiento de las emociones y la mente son fundamentales al momento de tratar las enfermedades físicas. Por supuesto sabía que necesitaría un remedio para cada tipo de personalidad.

 

Él sostenía que: “Toda enfermedad no es mas que la manifestación física de un malestar, que tiene su origen en sentimientos y actitudes negativas que bloquean nuestra energía vital.”

 

El Dr. Bach decía: "todos somos producto de la misma fuente: "el Amor"  y por lo tanto todos somos manifestaciones de él. Venimos a la tierra con esa chispa divina en nuestro interior que se expresa en un cuerpo físico con una mente. El Ser interior o Alma, viene a cumplir una misión específica y si nuestra personalidad no sigue los impulsos de nuestra alma, aparecerá un conflicto, el cual ocasionará un bloqueo en el flujo de nuestra energía que se manifestará como un síntoma emocional en desequilibrio y, si éste se prolonga, producirá como resultado la manifestación física de la enfermedad."

 

La razón principal del fracaso de la ciencia moderna reside en que trata los síntomas y no las causas.

 

Según el Dr. Bach, existen dos errores primordiales, por los que nos enfermamos:

La disociación entre nuestra alma y nuestra personalidad y la crueldad o el mal hacia los demás, ya que esto va en contra de la unidad, teniendo en cuenta que todos somos parte de la misma unidad.

 

El Dr. Bach llegó a la conclusión de que el organismo se enfermaba como consecuencia de las siguientes formas básicas de comportamiento:

 

Crueldad: Hacer daño a los demás o incluso a si mismo.

Egoísmo: Tener sólo conciencia del ego, separado de todos y de todo, actuando sólo para beneficio de sí mismo.

Ignorancia: Temor por desconocimiento, negación de la existencia del Creador y de sus manifestaciones.

Inestabilidad: Dudar absolutamente de todo, olvidando la existencia de un orden universal perfecto y armónico.

Odio: Miedo que engendra separación, falta de perdón. Todo lo contrario al amor.

Orgullo: Creer ser mas que los demás y tener razón siempre.

 

Así, el Dr. Bach desarrolló una nueva medicina, sutil y eficiente, un sistema holístico, que equilibra la mente, las emociones y el cuerpo del paciente, alineándolo con su espíritu.

El sistema que creó consta de 38 remedios (34 flores silvestres, 3 flores de cultivo y uno que no es una flor, sino agua de manantial) y se clasifican en 7 grupos que engloban los distintos estados emocionales desarmónicos que causan sufrimiento: miedos, incertidumbre, desinterés, soledad, hipersensibilidad a influencias externas, abatimiento o desesperación, inflexibilidad e intolerancia.

 

Los remedios florales trabajan a nivel inconsciente, potencian las virtudes opuestas a los estados emocionales negativos (estrés, miedo, incertidumbre, celos, envidia, ira, etc.) empujando al organismo hacia el equilibrio emocional y la autocuración. Por esta razón muchas personas sueñan más al tomar las esencias florales, debido a que su subconsciente está trabajando en la resolución de conflictos.

 

Lo que el Dr. Bach nos ha dado es una poderosa herramienta que nos ayuda a restablecer nuestra salud y a cuidarla llevando una vida sana, permitiéndonos conocer, estabilizar y eliminar los bloqueos internos.

 

Basta con tomar unas gotitas de los remedios florales para que una persona pueda superar miedos, depresión, impaciencia, soledad o traumas del pasado, entre muchos otros problemas emocionales, encaminándola a resolver los problemas físicos asociados con esas emociones.

 

La energía sutil de las flores es de una estimable ayuda para la armonización interior y el equilibrio del cuerpo, la mente, las emociones y el espíritu, mejorando la calidad de nuestra vida. Las flores en su expresión más sublime de belleza y energía, recogida en esta terapia, son un puente de reencuentro entre el ser humano y la Naturaleza.


Ahora está en nosotros la responsabilidad de sanarnos a nosotros mismos en todos los aspectos de nuestra persona disfrutando plenamente de lo que somos: “Una Unidad Divina con Cuerpo, Mente y Alma”.



No existe ningún riesgo en utilizar las esencias ya que no tienen acción bioquímica o principio activo y, por lo tanto, no son posibles sobredosis, efectos secundarios o dependencias.



Son remedios vibracionales, no son medicamentos y no interactúan con ellos.

Se pueden usar a cualquier edad, siendo especialmente eficaces en niños. También son apropiadas para animales y plantas.

 

Las esencias pueden ser asociadas a otros tratamientos o terapias, ya que siempre potencian el proceso de curación y en casos de procesos incurables aportan sosiego y paz interior.

Remedio de Urgencia (Rescue Remedy)

 

El Dr. Bach mezcló cinco de sus esencias florales para crear la escencia de emergencia, creada para "rescatar" a una persona en crisis o en estado de shock.

Edward Bach comprobó la eficacia de este preparado con un pescador que había naufragado y estaba casi congelado, deliraba y echaba espuma por la boca. El médico comenzó a aplicar el Rescue Remedy en los labios del hombre y antes de que le quitaran sus ropas mojadas, el alivio del pescador se hizo evidente.

 

Esencias que componen el Remedio de Urgencia:

  • Clematis: Mantiene el estado de alerta psíquico y físico (aturdimiento y desmayo) Ayuda a mantener contacto con la realidad y lo concreto. Se utiliza contra la tendecia de "estar ausente"
  • Cherry Plum: Para la desesperación o pérdida de control que puede ir aparejado al shock. Previene los descontroles motrices y neurológicos.
  • Impatiens: Afloja la tensión y la ansiedad del momento. Aumenta la capacidad de resistencia al dolor. Alivia el estrés mental o tensión.
  • Rock Rose: Protege de una reacción paralizante, psíquica o física frente a la situación límite. Detiene el terror y el pánico.
  • Star of Bethlehem: Sintetiza la acción de los cinco curadores del remedio de rescate. Previene la disociación de la personalidad y la estructura energética de la persona, y actúa amortiguando la pena, el dolor y la obnubilación

 

¿Cuándo tomar el Remedio de Urgencia?

 

El Rescue Remedy no es recomedable para tratar patologías de base o malestares crónicos, pero es muy efectivo en casos de crisis provocadas por:

  • Miedo extremo como por ejemplo después de un accidente de tránsito, de una mordedura de perro o antes de un examen complicado.
  • Angustia o confusión después de una disputa familiar o recibir unanoticia desagradable ( una muerte, un despido ).
  • Rabietas y mal humor incluso de los niños pequeños, porque calma, establiza y brinda equilibrio emocional.
  • Al término de la jornada laboral por trabajadores que lo hacen en una atmósfera cargada de estrés, como policías, médicos de primeros auxilios, pilotos de avión, corredores de bolsa o martilleros públicos.
  • Enfermedades alergicas y problemas de la piel, ataques de asma y también para disminuir los dolores menstruales.
  • Urgencias como la inminencia de un parto, heridas graves o quemaduras.

 

“Para alcanzar la felicidad el ser humano debe tener un propósito definido en la vida y manifestar interés por realizarlo con amor en su corazón.” 

 

“La acción de estos remedios es incrementar nuestras vibraciones y abrir nuestros canales para la recepción del Ser Espiritual.

Los remedios pueden, como la música hermosa o cualquier cosa edificante que nos inspira, elevar nuestra naturaleza misma y acercarnos más a nuestro Espíritu. Y, con este acto, conceder paz y alivio a nuestros sufrimientos. Ellos curan, no porque ataquen la enfermedad, sino porque inundan nuestros cuerpos con las bellas vibraciones de nuestra Naturaleza Superior, en cuya presencia la enfermedad se disuelve como la nieve bajo la luz del sol.

No hay auténtica curación, a menos que haya un cambio en los puntos de vista, paz en la mente y felicidad interior.”

 

“No importa en que situación de la vida nos haya colocado la Divinidad (...) a todos nos es posible llevar a cabo la tarea en nuestras respectivas vocaciones y llegar a ser auténticas bendiciones para quienes nos rodean, comunicándoles el Divino Amor Fraterno.
Pero la inmensa mayoría de nosotros tenemos mucho camino que recorrer antes de alcanzar ese estado de perfección, aunque sorprende lo rápidamente que puede avanzar un individuo por ese camino, si se esfuerza seriamente, si no confía simplemente en su pobre personalidad, sino que tiene fe implícita en su Divinidad interior.

En casi todos nosotros hay uno o más defectos adversos que obstaculizan nuestro avance, y es ese defecto, o defectos, lo que tenemos que afanarnos por descubrir en nosotros, y mientras tratamos de desarrollar y extender el lado amoroso de nuestra naturaleza hacia el mundo, debemos esforzarnos al mismo tiempo para borrar ese defecto particular llenando nuestro interior con la virtud opuesta. Al principio acaso nos resulte difícil, pero sólo al principio, porque es sorprendente lo rápidamente que crece una virtud auténticamente buscada, unido al conocimiento de que con la ayuda de la Divinidad que llevamos dentro, a poco que perseveremos, el fracaso es imposible.
Cuando el ser humano se une a su Alma, a la Divinidad que mora en su interior, todas las cosas son posibles.”

(Edward Bach) 

 

 

RENUKA YOGA en redes sociales