Flores de Bach para la Ansiedad

“Toda enfermedad no es mas que la manifestación física de un malestar, que tiene su origen en sentimientos y actitudes negativas que bloquean nuestra energía vital.”  (Eduard Bach)

Rock Rose - Heliantemo

¿Qué es la ansiedad?

 

La ansiedad es un fenómeno común en la sociedad actual, pero es difícil definirla. El término se usa en muchas ocasiones como sinónimo de miedo. La diferencia está en la sensación y el estímulo que los produce.

 

La ansiedad se siente de forma difusa y desagradable, como un vago sentido de aprensión o angustia. Normalmente cuando se experimenta algún tipo de ansiedad, la persona no sabe a ciencia cierta qué es lo que la está provocando, precisamente allí reside su impacto, en el desconocimiento de la causa motivadora de esta emoción negativa. Otras veces tiene más relación con lo que pudiera pasar que con lo que está pasando. Por ejemplo, caminar por una calle oscura y sola de noche.

 

El miedo, por otra parte, tiene que ver con la respuesta emocional a una amenaza real e inmediata. Por ejemplo, estar ante un perro ladrando de forma amenazante provoca que surja el miedo.

 

De modo que la ansiedad es indefinida y difusa y el miedo está asociado hacia algo específico y definido.

 

Cuando se siente ansiedad se manifiesta como una intranquilidad general, acompañada de alteración emocional y cierta ofuscación mental. La persona en cuestión sabe que algo no está bien, pero no puede precisar con exactitud qué es lo que le está pasando.

 

Si no se canaliza rápidamente esta energía negativa, comienza a perturbar el funcionamiento integral de la personalidad, sintiendo un nerviosismo que al comienzo es leve e imperceptible y posteriormente puede llegar a convertirse en un serio malestar, con efectos físicos y emocionales, que requiere de ayuda terapéutica.

 

Los efectos físicos de la ansiedad pueden presentarse como dolores de estómago, cabeza o pecho, falta de aire, tensión muscular, sudoración, boca seca, palpitaciones y náuseas.

 

Los efectos emocionales de la ansiedad pueden presentarse como aprensión, estrés, irritabilidad, falta de concentración, inquietud y tensión. También puede presentarse como obsesiones, pesadillas, parálisis y pensamientos recurrentes.

 

La ansiedad y el miedo están relacionados, y a veces los términos se usan indistintamente, por lo que las Flores de Bach para su tratamiento son las mismas.

 

La terapia con Flores de Bach es una alternativa excelente para el tratamiento de la ansiedad. Es segura, efectiva, sin contraindicaciones y puede ser usada por cualquier persona.

 

Las Flores de Bach también pueden ser usadas en combinación con otras terapias, como Terapia Cráneo-Sacral, Yoga, Técnicas de Relajación y Meditación, Reiki, Reflexología, Energía Universal, etc., o medicamentos psiquiátricos.

Flores de Bach para la Ansiedad:

 

- Agrimony: Para quien sufre ansiedad, debido a que oculta sus sufrimientos tras una máscara alegre.

- Aspen: Este es el remedio principal para la ansiedad. Para los temores y miedos indefinidos.

- Centaury: Para quien trata de agradar a los demás, y se siente ansioso de no poder hacerlo.

- Chicory: Para el que sufre ansiedad por sobreproteger a los demás.

- Crab Apple: Ansiedad relacionada con el sentimiento de suciedad o impureza.

- Larch: Ansiedad proveniente de "no ser lo suficientemente bueno". Miedo al fracaso.

- Red Chestnut: Para quien se preocupa por la seguridad de los demás.

- Sweet Chestnut: Cuando se siente que la ansiedad ha llegado al límite.

- White Chestnut: Cuando hay pensamientos repetitivos que refuerzan la ansiedad.

 

Otras Flores de Bach que se pueden usar pertenecen al Grupo para tratar los Miedos:

 

- Cherry Plum: Para el miedo a la pérdida de control.

- Mimulus: Para los miedos conocidos en general y las fobias. Por ejemplo, para el miedo a hablar en público, a los exámenes, a las arañas, a volar, etc.

- Rock Rose: Para el terror y pánico.

 

El Dr. Bach nos ha dado es una poderosa herramienta que nos ayuda a restablecer nuestra salud y a cuidarla llevando una vida sana, permitiéndonos conocer, estabilizar y eliminar los bloqueos internos.

 

Basta con tomar unas gotitas de los remedios florales para que una persona pueda superar miedos, depresión, impaciencia, soledad o traumas del pasado, entre muchos otros problemas emocionales, encaminándola a resolver los problemas físicos asociados a esas emociones.

 

Ahora está en nosotros la responsabilidad de sanarnos a nosotros mismos en todos los aspectos, disfrutando plenamente de lo que somos:

“Conciencia Divina Absoluta con Cuerpo, Mente y Alma”.



RENUKA YOGA en redes sociales