Yoga de la Risa                                           "Cascadas de Alegría, Amor, Paz y Salud"

"La Salud es Riqueza,

la Paz Mental es Felicidad,

el Yoga de la Risa es la Luz

que ilumina ese camino... hacia el Ser."

(Ma Prem Renuka)

"La Vida es en su totalidad una gran broma cósmica. No es algo serio, tómala seriamente y la perderás.

Compréndela únicamente a través de la Risa." (Osho)

"La Risa es la mayor y más poderosa Red

de Conexión con Todos y con el Mundo."

"El Yoga de la Risa conecta a las personas,

sin juicios, desde el corazón."

¿Qué es Yoga de la Risa?

 

La palabra "Yoga" se deriva de la raiz en sáncrito "Yuj" que significa: "Unión".  También lo podemos traducir como conectar, integrar y armonizar.

 

A través del Yoga tomamos las riendas de nuestra vida y nos conectamos a ella, integrando todos los aspectos y armonizando nuestro cuerpo con nuestra mente y espíritu y esta unión la ponemos al servicio de la humanidad.

 

Yoga de la Risa fue creado por un médico indú llamado Dr. Madan Kataria en el año 1995 en Bombay.  Inició su primer Club de la Risa con 5 personas en un parque. Hoy hay miles de Clubs de la Risa en más de 70 paises. También se practica en compañías y empresas, centros deportivos, estudios de yoga, escuelas, universidades, residencias de ancianos, centros para personas con discapacidades físicas y mentales, hospitales y en grupos de autoayuda de cáncer.

 

Esta disciplina se asienta sobre una serie de ejercicios donde se combina la risa incondicional con respiración yóguica (Pranayama). Esto nos hace sentir más saludables  enérgicos y alegres, al aportar más oxígeno al cuerpo y cerebro, produciendo éste endorfinas (hormonas de la felicidad) que cambian nuestro estado de ánimo.

 

Cualquier persona puede reír sin hacer uso del humor, comedia o chistes.

Al principio la risa es simulada como un ejercicio físico, manteniendo contacto visual con los demás dentro del grupo, lo que motiva una actitud de juego. Después, en casi todos los casos, esa risa simulada se convierte en risa real contagiosa.

 

La ciencia ha comprobado que el cuerpo no puede diferenciar entre risa simulada y risa real, si se hace con voluntad, obteniéndose los mismos beneficios fisiológicos y psicológicos.

 

Para poder disfrutar de los beneficios comprobados que tiene la risa, necesitamos reír, de manera continuada, por lo menos 10 ó 15 minutos diarios, lo ideal son 20 minutos al día. Cuando la risa natural surge por algunos segundos aquí y allá, no es suficiente para obtener los beneficios fisiológicos y bioquímicos.

 

En Yoga de la Risa, al reírnos como un ejercicio, podemos prolongar nuestra risa tanto como queramos, no hay contraindicaciones.

Habitualmente, la risa natural que fluye en nuestra vida depende de muchas razones y condiciones, pero no suele haber muchas razones para reír, así que puede o no suceder.

 

En Yoga de la Risa no dejamos la risa al azar, sino que nos comprometemos con esa actitud interna de ser alegres y juguetones como niños y reímos sin ninguna razón, simplemente para disfrutar de mayor salud y bienestar y compartir esa riqueza con los demás.

 

Yoga de la Risa es la única técnica que permite a los adultos obtener risa alegre prolongada sin involucrar el pensamiento cognitivo.

Conexión entre la Respiración y la Risa

 

Según la filosofía yóguica, estamos vivos porque la energía cósmica del Universo ("Fuerza Vital" o "Prana") fluye dentro de nosotros a través de la respiración que es la esencia de nuestra vida.

 

En la respiración yóguica la exhalación es más larga que la inhalación, por lo que el aire residual, que contiene más dióxido de carbono, es liberado de los pulmones y reemplazado por aire fresco con más altos niveles de oxígeno. Esto es de vital importancia para impedir que entre en acción el sistema simpático y que el cerebro segregue mayor cantidad de cortisol (hormona del estrés) y, por el contrario, que pueda generar endorfinas (hormonas de la felicidad), desempeñando un mejor rendimiento (concentración, memoria, etc.) y manteniendo un nivel de energía más elevado en todo el cuerpo y un bienestar de mayor alegría y salud.

 

Si el flujo del Prana no está  limitado y circula libre y de manera amplia, por todo el cuerpo, influye de manera positiva en nuestras emociones y mente.

 

El secreto para tener una respiración más profunda es que la exhalación sea más larga que la inhalación y para lograrlo sólo hay que reír.

 

Casi todos los ejercicios de la risa y respiración yóguica estimulan el movimiento del diafragma y los músculos abdominales, que ayudan a activar el sistema parasimpático, encargado de calmar el sistema nervioso autónomo.

Dos terceras partes de nuestra respiración se produce por el movimiento del diafragma y una tercera parte por los músculos intercostales y pectorales.

A causa del estrés y las emociones negativas, dejamos de usar el diafragma y la respiración se torna superficial y restringida a los músculos pectorales, lo que conlleva una acumulación mayor de dióxido de carbono en los pulmones que hace que se active el sistema simpático.

Yoga de la Risa se enfoca en el entrenamiento del diafragma para respirar y reír usando los músculos abdominales, de manera que la risa sea abdominal profunda y ruidosa proveniente del diafragma.

El Espíritu Interno de la Risa

 

Yoga de la Risa va más allá de sólo reír. Al practicar regularmente se va desarrollando una actitud mental positiva que nos ayuda a atravesar momentos difíciles. Esta habilidad de mantenernos vivos, en un estado mental positivo y con una actitud de ser alegres, a pesar de las dificultades, es el espíritu interno de la risa.

Algunos cambios inesperados y poderosos que podemos apreciar en nuestra vida son:

  • Pasar de un estado mental egoista de quiero/tomo/yo el primero, a un estado mental generoso/amoroso/tolerante con mayor empatía y compasión hacia los demás.
  • Capacidad de reír ante las situaciones que antes nos hubieran causado estrés, ira o rencor,  junto con un sentido de comprensión y de perdón.
  • Tomamos conciencia de aportar felicidad a los que nos rodean, sintiendo la necesidad de ser más amables con ellos y mostrarles nuestro aprecio y  perdón, herramientas poderosas para mantenernos felices y conectar con la gente, contribuyendo a crear su felicidad y elevando su espíritu desde la inocencia y pureza del corazón de nuestro niño interior, que es el que ríe sin condición.

 

Yoga de la Risa se puede practicar desde la más tierna infancia hasta más de 100 años.

Bebés practicando Yoga de la Risa

RENUKA YOGA en redes sociales