Yoga para Embarazadas

Yoga: "Unión del Cuerpo, la Mente y el Espíritu"

"El embarazo es la bendición del milagro de la vida dentro de ti."

 

Eres bendecida con el increíble regalo de dar vida desde tu propio cuerpo, por eso es importante que seas consciente de que todo lo que pienses, sientas, veas, escuches, experimentes o manifiestes, juega un papel en el desarrollo de tu bebé.

 

El embarazo transformará para siempre tu vida, tu identidad, tu realidad y tu futuro.

 

El impacto de tus hormonas remoldeará tu cuerpo, revolucionará tus emociones y pondrá a prueba tu mente.

 

Todo tu ser se preparará para recibir un alma dentro de tu propio vientre.

 

El Yoga en este periodo no te promete, ni asegura, un embarazo sin complicaciones o un parto fácil. 

 

Lo que te ofrece el Yoga son formas de conectarte profundamente contigo misma, mientras respiras y te relajas de forma consciente, durante todo el proceso

 

A través de la práctica del Yoga realizarás ejercicios que trabajan en diferentes zonas involucradas o estresadas durante este proceso.

 

La clase de Yoga se convierte también en un espacio para disfrutar y compartir tus alegrías, tu sentir, tus experiencias y tus preocupaciones, si así lo deseas, en un ambiente distendido y respetuoso.

 

El Yoga en el embarazo es una preparación especial en lo físico, mental y espiritual.

 

La práctica del Yoga te enseñará a comunicarte con tu bebé y te ayudará a vivir ese momento de manera saludable, consiente, intensa y feliz.

 

Beneficios de la práctica del Yoga en el Embarazo

 

Aprenderás a conocer, conectarte y sentir tu cuerpo. Algo muy importante durante el embarazo y parto.

 

El proceso tan hermoso de dar a luz es, en gran medida, intuitivo  y el Yoga te enseña entre otras cosas a reconocer, confiar y a guiarte por tu intuición.

 

Equilibra los dos hemisferios cerebrales (el lado racional con el intuitivo).

 

Enseña a respirar correctamente. Al practicar las respiraciones yóguicas y las que se emplean en el parto mejora la capacidad respiratoria.

 

Ayuda a relajarse y controlar las situaciones de estrés. 

 

Aumenta la flexibilidad en músculos y articulaciones, manteniendo tu cuerpo en forma. 

 

Fortalece los músculos del suelo pélvico.

 

Mejora la circulación sanguínea. impidiendo la formación de varices.

 

Ayuda a eliminar la hinchazón y el cansancio de las piernas, evitando la retención de líquido (edemas)

 

Ayuda a combatir el insomnio y el estreñimiento.

 

Con la práctica regular y disciplinada del Yoga se logra tener más paz y adquirir mayor conciencia de sí misma.

 

Mediante los ejercicios de Visualización y Meditación se potencia la concexión con el bebé.

 

Mejora el proceso de dilatación durante las etapas del parto y ayuda a relajar a la madre durante el proceso de expulsión, haciendo que la experiencia de dar a luz sea más placentera y agradable.

RENUKA YOGA en redes sociales