Respiración: "Vida"

"Cuando la respiración se dispersa

la mente está inestable,

pero cuando la respiración es rítmica,

entonces la mente está estable" 

(Hatha Yoga Pradipika)

 

"La respiración es la energía vital para el cuerpo y la mente."

 

Según la filosofía yóguica, estamos vivos porque la energía cósmica del Universo ("Fuerza Vital" o "Prana") fluye dentro de nosotros a través de la respiración que es la esencia de nuestra vida.

 

La respiración es la vida

Se puede sobrevivir días sin agua, ni alimento, pero sin oxígeno moriríamos en tan sólo unos minutos y, sin embargo. es realmente increíble la poca atención que prestamos para que la respiración sea adecuada y saludable, a lo largo del día.

 

La mayoría de nosotros hemos olvidado cómo respirar correctamente. Tomamos aire por la boca en respiraciones cortas y usamos muy poco el diafragma (si es que lo usamos). Cuando inhalamos, ó bien subimos los hombros ó llevamos el abdomen hacia dentro. De esta manera usamos sólo una pequeña porción de la capacidad pulmonar, limitando considerablemente nuestra salud.

Cuando nuestro cuerpo no recibe suficiente oxígeno nos sentimos fatigados, agobiados ó excitados, aturdidos y con frecuencia deprimidos

 

El Yoga nos enseña a dejar que la energía fluya correctamente.

 

La esencia de todos los ejercicios de Yoga es el flujo de la energía vital (prana en sánscrito). Prana es la energía sutil que revitaliza el cuerpo y la mente. Los diferentes tipos de Pranayamas (ejercicios de respiración) consiguen que el prana fluya y por lo tanto revitalizan todo el sistema nervioso.

 

El Yoga nos ayuda a tener el control sobre la respiración y la mente.

 

Los ejercicios de respiración yóguica nos enseñan a controlar la respiración y con ella la mente. Las dos están siempre interconectadas, por ejemplo cuando sentimos miedo o estamos enfadados la respiración es entrecortada, rápida e irregular, pero cuando estamos relajados o concentrados, la respiración se hace más lenta. De manera que regulando la respiración, aumenta la cantidad de oxígeno y energía vital (prana) en nuestro organismo, controlamos los estados emocionales y mejora nuestra capacidad de concentración (requisito imprescindible para la práctica de la Meditación, que nos lleva a encontrar la paz interior).

RESPIRACIÓN

 

La respiración (del griego psyche: aliento, alma) es la única función fisiológica que, además de ser involuntaria o mecánica (actividad refleja), también puede ser controlada conscientemente.

En la práctica del Yoga este control se denomina Pranayama, un vocablo que deriva del sánscrito Prana (pra=primera unidad, na=energía) y Yama: (controlar y extender, manifestación o expansión)

 

Dice el Hatha Yoga Pradipika que "cuando el aliento va y viene, la mente está inquieta, pero cuando el aliento se calma, también se calma la mente".

 

Conexión con la vida desde el nacimiento hasta la muerte.

 

Al nacer lo primero que hacemos es tomar el primer aliento y al morir damos el último. En ese periodo que comprende la vida, la respiración sucede sin darnos cuenta, pero si nos hacemos conscientes de ella podemos aprender a usarla para obtener muchísimos beneficios que nos proporcionarán una salud extraordinaria y un bienestar profundo en todas las áreas de nuestra vida.

 

En Yoga el control del sistema respiratorio facilita la revitalización del cuerpo gracias al aumento de la capacidad pulmonar y a la oxigenación del torrente sanguíneo. Pero, además, el Pranayama, que significa respirar con el todo, favorece la atención, la concentración, la serenidad y el equilibrio físico y mental.

Existe una relación entre el control de la respiración y el de las emociones (la ansiedad está relacionada con la respiración torácica), de tal forma que un cambio en el proceso respiratorio permite interrumpir o controlar patrones de respuesta emocional no deseados.

 

RESPIRACIÓN COMPLETA O YOGUICA

La respiración completa es la integración o unificación de las respiraciones: abdominal, costal y clavicular a la vez.

Con cada una de estas respiraciones se llena de aire una zona distinta de los pulmones por lo que la respiración completa, combinando las tres, consigue llenar completamente los pulmones de aire y, recíprocamente, vaciarlos de forma total.

BENEFICIOS DE LA RESPIRACIÓN COMPLETA 

 

- Mayor la elasticidad de los pulmones y del tórax.

- Aumento en la cantidad de sangre, debido a su mayor oxigenación en los pulmones.

- Refuerza el sistema inmune.

- El corazón y los órganos abdominales, son masajeados por el diafragma, estimulando la circulación sanguínea.

- Mejora el estado del sistema nervioso (cerebro, columna, centros nerviosos y nervios)

- Reduce el estrés y los niveles de ansiedad y nerviosismo.
- Rejuvenecimiento de las glándulas, sobre todo la pituitaria y pineal.

- Rejuvenecimiento de la piel.

- Ayuda a controlar el peso.

- Aumento de la capacidad para digerir y asimilar los alimentos.

- Relajación del cuerpo y la mente



TÉCNICAS DE PRANAYAMA

 

En la práctica del Yoga, además de la respiración consciente, completa, se practican técnicas respiratorias concretas, que se conocen como Pranayama. Todos los ejercicios de respiración yóguica enseñan a controlar el prana y, por tanto, la mente.

Algunas de estas técnicas son:

 

Tranquilizantes: (Bhramari, Ujjayi Vayu, Respiración Completa)

Vitalizantes: (Bhastrika, Kapalabhati, Surya Bheda (respiración solar))

Equilibrantes: (Nadi Sodhana, Samavritti, Anuloma Viloma)

Refrescantes: (Shitali, Sitkari(respiración silbante), Kaki)

 

RENUKA YOGA en redes sociales